¡No me enredes más!

Porque no puedo evitarlo

cuando nuestros labios se encuentran

y nuestras manos se buscan

para surcar los caminos

que aún no están escritos

 en nuestros cuerpos.

Déjame marchar de tu lado

no me enredes más

cuando tus manos revuelven mis cabellos

dejándome aturdido

cuando tu boca me besa

en el secreto de mi cuello

devorando toda mi voluntad.

He decidido no volver

alejarme de ti

para que no me enredes más

pero tu sonries y te acercas

y tengo la certeza

qué conseguirás vencerme de nuevo

y volveré a estar enredado

entre tu cuerpo, el deseo y el amor

que sabes te tengo.