De la luz a la oscuridad

paso en un instante

cuando tus ojos me miran

encendiendome en un segundo

en las llamas de un amor contenido

ante los ojos extraños.

La oscuridad que habita en mi

devora tu imagen

que crece y se despliega ante mi

deseando retenerte un instante

en el cual seamos

mensajeros del amor.

Me transportas de la luz a la oscuridad

sin que lo pueda remediar

cuando tus besos me abrasan

cuando tus brazos me envuelven

en el mundo que creamos

con el corazón loco

y los ojos ardiendo

ante la luz de nuestro fuego interior.

Me desato sin control

transformandome de ángel a demonio

cuando te miro desnuda

pasando de la luz a la oscuridad

la luz del día a 

la oscuridad de nuestra habitación

donde la verdad queda escondida

a los ojos de todos.

Mientras los nuestros

se abren, ante este nuevo amor.