Del relato «Lágrimas por mi tierra»

Tenemos que ir más lejos

de la injusticia,

la rabia contenida

de la humillación

de la falsa sonrisa.

Tenemos que ir más allá del sueño

de la ilusión de nuestro corazón

y alzar los ojos al cielo

sabiendo que la ayuda

puede no venir

y nuestras manos queden vacías de amistad

con el esfuerzo de nuestro sudor

de la sangre derramada día a día

cuando las inclemencias

nos golpean, agitandonos

como simples ramas en el vendaval.

Nuestra vida es finita

y nuestro esfuerzo, si nos unimos

transforma el mundo que vivimos.

Podemos ser fuerza, huracán

que transforma lo que toca

o ser un simple grano de arena

que llena la playa del destino

esperando a ser pisada, descubierta

y que el sol castiga con sus rayos.

Tenemos que ir más lejos

más allá de lo que soñamos

de lo que la historia nos impone

desde tiempos pasados.

Para ser aquello que queremos ser

con la esperanza intacta

los sueños en nuestros ojos

y el corazón lleno

de aquello que sabemos, realizaremos.

One Reply to “Tenemos que ir más lejos de lo que esperamos”

Comments are closed.