¿Como esperar a la muerte

con los ojos abiertos

y la mirada de frente?

Si me siento débil ante la vida

pequeño ante mi realidad

esperando lo inevitable

esperando el fin

que se acerca raudo para llevarme,

Me siento en el sofá

con la mente vacía

vuelvo a la cama

donde la vida, mi vida, se marchita

y yo me pregunto

¿Por qué luchar?

¿Qué sentido tiene la vida

si ya tengo fecha de caducidad?

Y mira la vida, carente de fuerza

esperando el fin de una vida

que ya dejo atrás

y la nueva va tendiéndome la manos.

Pero solo en la noche

rezo a mi Dios para que me de fuerzas

como a su Hijo querido

cuando llegaba la hora

de morir en la cruz

y su cuerpo humanos

rechazaba tal afrenta.

Mi corazón se calma

y veo a mi amiga

cogiéndome de la mano

susurrándome al oído

que no me resista.

Y yo esperando el fin

no tengo prisa de ver amanecer

mientras mi cuerpo se debilita

acercándome al sendero

que nadie desea adentrarse.