Una estrella en el cielo

me hizo soñar de nuevo

con la alegría perdida

por los dolores de la vida.

En aquel momento

en que juntos descubrimos

lo que quiere decir la palabra amor

en el momento justo

que la luna nos iluminó.

Una estrella en el cielo

me enseñó a sonreír

cuando a mi lado

perdiendo el sueño

juntamos nuestras manos

y nos dejamos sentir

el uno al otro

con los corazones unidos.

Bajo el cielo nocturno

una estrella en el cielo

más brillante que las otras

me hablaba ya de ti

de tu rostro hermoso

tus labios sonrosados y carnosos

y tu cuerpo femenino

que me haría

volver, siempre a ti.