De la colección «Quiero un futuro verde»

Como cada mañana me levanto

riego al “señor Roca”

con el aguita amarilla

recogida por la noche de sueño.

Desayuno para alimentar mis fuerzas

y dar energía a mi corazón

para que tenga el valor

de expresar con palabras

aquello que no me deja dormir.

Como cada mañana me preparo

para ir a la escuela

para luchar por mi futuro

un futuro, por cierto, algo negro

por mucho que aprenda a sumar

a escribir mejor

a tener mejores notas

a destacar de los demás

si nuestro mundo se consume

en medio de basura, suciedad y contaminación.

Me enseñais a ser mejor persona

cada día

a buscar metas que alcanzar.

Pero ayer ví un pájaro herido

la noche pasada

una rata en la basura

papeleras olvidadas

llenas de humanidad.

Por eso, como cada mañana

cojo mi pancarta

me voy a la calle

y llamo a mis amigos

que vienen a verme, hablar

cosa que los mayores olvidan

¿Por qué somos niños?

¿Así tratan a los suyos?

¿No entendemos de economía?

Pero nos preparamos para ello

nos enseñan a pensar en lo imposible

¿Y un futuro verde lo es?

Solo falta que nos levantemos

cada día

cada mañana

y empecemos a movernos

a crear esa ola

que todo se llevará consigo.

Pero no solo por mi

que soy joven.

Si no por ti

que ya no lo eres.

Por tus nietos y los de ellos

Por los animales

que mueren por nuestra causa.

Por nuestro planeta

que da signos de fatiga.

Por eso, como cada mañana

te lo digo

“Quiero un futuro verde”.

Se que con el tiempo

tu también comprenderás.

Dedicado a Greta Thunberg