En el silencio te vas

te llevas tus palabras torcidas

tus actos podridos

tus ideas mal formadas

por un tiempo revuelto

en un tiempo de sufrimiento

donde la libertad se encuentra

retenida en cuatro paredes

para detener al enemigo

que nos tiene bajo su dominio.

Dejas tras te de ti

un maloliente rastro

cuando en el silencio te vas

creyendo que todo lo has conseguido

dejándome humillado, dolorido

sin tener en cuenta

que mi corazón rebosa vida

esa que quieres enjaular

pero como en el silencio te vas

te deshaces en el olvido

no vas a descubrir

nunca jamás.