No deseo soltarte

ni ahora ni en el futuro

mis brazos suspiran

por el contacto de tu cuerpo

y mi cuerpo desea

besar el tuyo.

No puedo, no deseo soltarte

y te marches de mi lado

cuando mi corazón me pide

más besos que darte

mis manos lloran

por no poder tocarte

y mis labios ávidos

se entierran en la almohada

que has dejo con tu olor.

Ruego al cielo

que no sea más cruel conmigo

y te devuelva pronto a mi lado

pues no deseo soltarte

no puedo dejarte marchar

sin decirte 

cuanto te quiero.