Si una estrella cae del cielo

¿Quien va ocupar su lugar?

¿Quedará oscuro sin vida?

Dejando un vacío glacial.

Y si una estrella cae del cielo

y a la tierra va a parar

¿Quién la recogerá en sus manos

y la calentará con su corazón?

Para que siga brillando hermosa

iluminando la ilusión

de aquellos poetas que la miran

mientras sus mentes recorren

esos caminos perdidos, olvidados

por tantos hombres en la tierra

que ya no desean encontrarlos.

Y si una estrella cae del cielo

y la sembramos en la tierra

veremos crecer la más hermosa flor

con el fruto más dulce

y el mejor sabor.

Devolviendo la ilusión

a los corazones

y pintaremos de azul el cielo

y volveremos a sonreír traviesos

ante el camino de la vida

que se abre ante nosotros

invitandonos a vivirla

no como autómatas

si no como corazones

qué es lo que somos.