Entre la hermosura me encuentro

de tus cabellos dorados

de tu sonrisa sonrosada

de tus abrazos tiernos

y si me miras en un instante

en ese momento que solos

nos encontramos como seres humanos

me enredas en la telaraña

de un amor real

y me haces ser

un poco más loco de lo que soy.

Si me miras en un instante

a mi

que solo soy humano

me devuelves la energía

de ser un Dios a tus ojos

o por lo menos intentarlo

regalandote una rosa

roja como mis labios

y la sangre que bombea

mi corazón por ti.

Hazme un favor 

y devuélveme a la cordura

pues si me miras un instante

todo lo pierdo

por tenerte a mi lado

hasta que me haga viejo

y me pierda en la locura

de un amor continuo, imposible

creciendo en mi corazón

para regalarte

aquello que nadie te ha dado.