De la colección «Quiero un futuro verde»

Cada día cuando amanece

me envuelve tu dulzura

con la normalidad

de los amantes de la vida

donde todo es verde, hermoso

y la frescura nos devuelve

la alegría del nuevo día.

Y tu hermoso sol

nos despierta del sueño

bajo las estrellas del cielo

en un mundo renovado

por la fragancia de la vida.

Me envuelve tu dulzura

cuando ella me mira

con esos ojos suyos

y despierta en mi corazón

el deseo puro de no volver

de quedarme entre tus prados

tus montañas altas y hermosas

y la frescura del viento

que juguetón enreda su cabello.

Y quiero besarte, si pudiera

como la beso a ella

sin pudor, ni control

por tanto que nos regalas

por la dulzura que nos derramas

con cada aliento de nuestra boca.

Envuélveme con tu dulzura

me envuelves con tu dulzura

nos envuelves con tu dulzura

y nosotros seguimos caminando

con los ojos ciegos

y los sentido apagados

ante toda tu hermosura.