¡Qué complidado estar contigo!

En medio del ruido ensordecedor

de las personas que nos señalan

de los envidiosos

de aquellos que no toleran

el amor en nuestros corazones.

¿Cómo vivir así?

¿Como estar sin ti?

¿Como vivir entre el remordimiento

del no puedo

y la sabiduría de tus labios?

¡Qué complicado estar contigo!

Cuando solos estamos

y mis labios te buscan

y mis manos te alcanzan

y mi corazón no descansa

hasta ver colmada su pasión

como pozo sin fondo

que no tiene agua suficiente

para calmar su sed.

Y yo me desvivo por ti

sin quererlo

por mucho que lo intento

y no consigo

dejar atrás en el olvido

las heridas del destino.

¡Qué complicado estar contigo!

Por si debo amarte

pero no puedo hacerlo.

Por si cada beso que nos damos

es una cadena que nos hunde

esclavos de un destino

que no queremos sufrirlo.

Pero todo queda en el olvido

cuando tu cuerpo y el mio

se besan infinito.