Del relato «Lágrimas por mi tierra»

Y de nuevo empezamos

como siempre de cero

a pesar de tantas trabas

y de levantarnos de nuevo.

No importa cuantas veces

goliat nos destroce

las ganas de seguir adelante

de las mentiras e injurias

que lanzas contra nosotros

como flechas envenenadas

directas a nuestro corazón.

Y de nuevo empezamos

sembramos nuestros campos

construimos nuestras ciudades

construimos de cero

con las energías de aquellos

que esperan más de lo que tenemos.

Y nos plantamos

os miramos de frente

lo perdido queda atrás

el futuro y sus promesa delante

y tú en medio de todo

como protector y guardián

de un tiempo caduco

donde vivíamos con miedo.

Y de nuevo empezamos

sabiendo que la mentiras

crecerán como flores

y las acciones escondidas

serán recompensadas

con una palmada y una medalla

en los corazones que no entienden

de la palabra libertad.