Como cada noche

deseo estar abrazado a tu talle

como cemento armado

para no alejarme nunca de el.

Y si el tiempo cruel

viene destructivo a separarnos

deseo que la argamasa

que nos a unido

sea más fuerte

que las mismas inclemencias.

Así que abrazado a tu talle

quiero que pase la vida

y nos sonría alegre

llena de promesas y esperanzas

y nos envuelva con su manto.

Y si esto es pecado

algo que no debemos hacer

soy culpable de desearlo

de desear estar

abrazado a tu talle

y condenarme al infierno.

Pero creo que el cielo

está más próximo

por como me elevas a diario

cuando me acoges y te mezclas conmigo

en ese abrazo

que me pega a tu talle

formando una unidad

hermosa y única.