De la colección Covid-19

Caminamos despacio

paso a paso

por la senda desconocida

que se abre a nuestros pies

senda tortuosa y esteril

donde las lágrimas

se mezclan con la esperanza

del final de la senda

donde podamos descansar.

Pero el camino es largo

y caminamos despacio

buscando lo escondido

preguntando lo imposible

descubriendo el pasado

el nuestro

en un futuro incierto

y en un presente precario

donde las ayudas llegan

cuando abandonamos la esperanza

y seguimos con lo justo

para cobijarnos

para alimentarnos

y seguir avanzando

caminando despacio

pero con la determinación firme

de llegar al final

donde la recompensa

es la paz.