Después de ti

no queda nada

solo soledad

una vida destruida

por la feroz incomprensión

de lo ocurrido.

Otras vendrán a mi

y yo solo pienso

en volver a verte

a contemplar tus ojos

repasar con mis manos

la piel de tu cuerpo

y en silencio

decirte que te amo.

Y después de ti

no queda más que tristeza

por tantos proyectos

construidos y desarbolados

como barcos en una tormenta

que los zarandea

sin compasión, enfurecida

por nuestras acciones

o las de ellos.

Ya no me queda nada

después de ti

de haber quemado mis naves

de haber encerrado mi pajarito

y entregarte mis sueños

solo me queda pedirte

que te quedes a mi lado

me cojas la mano

y caminemos la vida

que nos merecemos.