Entre tus labios encuentro

el deseo insaciable

de tenerte y no contenerme

de abrazarte y no soltarte

de acariciarte y desnudarte.

Olvidándome de todo

quedando solo yo

ante la hermosura

de ti mujer.

Totalmente desnudo

de cuerpo y de corazón

deseando de nuevo

que entre tus labios

encuentre la fuente

de la cual pueda saciarme

la sed que despiertas en mi.

No me dejes de lado

después de torturarme

de besarte los labios

y dejarme enganchado a ellos.

Solo entre tus labios

descanso

me renuevo

me convierto en titán

y vuelvo a ser hombre.