De la colección Covid-19

La triste verdad

es que la realidad nos golpea

ya no podemos fantasear

pensar en volver al pasado

y vivir como si el virus

estuviera controlado.

La verdad es que

enfermamos de nuevo

los hospitales se colapsan

las UCIS de llenan

y las personas mueren.

La triste verdad es que

los negacionistas

equivocados están

hay que llevar

las máscaras de nuevo

y respirar con dificultad

pues ellas nos impiden la libertad

de sonreirte cuando te miro

de abrazarte cuando lo deseo

de amarte sin temor.

Si, volvemos a la triste realidad

de un confinamiento impuesto

por salvar nuestras vidas

y que golpea nuestra economía

nos despoja de sueños

de volar como pájaros

de recorrer el mundo

con los ojos abiertos

y el asombro en ellos.

Ahora todos debemos volver

a nuestro nido

nuestros orígenes.

Ya no podemos escapar

hay que volver a casa

y esperar que la normalidad

vuelva a imponerse

y sonreír de nuevo

en libertad.