Poema de Navidad 2020. 4/4

Hasta su llegada no sabíamos

lo que significaba amar

perdonarnos de verdad

dar al otro una oportunidad

para ser mejor de lo que eś.

No sabíamos que se entregaría

por salvarnos a todos

pues su entrada fué escondida

en un establo, olvidado

pero encontrado por pastores

y unos Reyes guiados por una estrella.

Hasta su llegada

habíamos olvidado

acoger al otro

cuando los tiranos

con espada en la mano

vienen a dominarnos

sin dejarnos respirar

ni un mendrugo que comer

ni misericordia por nuestros hijos.

Hasta su llegada

solo había oscuridad

deseo, poder.

Pero la luz apareció

escondida para muchos

pero resplandeciente

para aquellos que la necesitaban

para sencillos enfermos lisiados

los despreciados sin poder alguno

de decidir sobre sus vidas.

Y la luz alumbró a todos

y muchos lucharon contra ella

pues no querían 

que se vieran sus obras.

Pero como siempre pasa

la luz prevalece

pues nacimos de ella

y las tinieblas deben luchar

contra nuestra naturaleza

y oscurecernos hasta el punto

de no ser reconocidos

ni por los nuestros.

Hasta su llegada no sabíamos

cuál es el verdadero poder

que cambia el mundo.