De la colección Covid-19

No se que decir

después de tantas promesas

que se desvanecen en el tiempo

y la locura de tus ojos

por recuperar tiempos pasados.

La ansiedad

la rapidez de la vida

nos hace suspirar

por la esperanza

de una rápida solución

donde el dinero corre

como rio impetuoso

buscando su final.

Sabes que no se que decir

después de tantos sufrimientos

de acompañar las lágrimas

de los desaparecidos

de las angustias por la infección

y tu dices que todo tiene un final.

Recitas como un Mesías

que tienes la salvación

pero tus bolsillos rebosan

del dinero que recibes

por hacer realidad tu promesa.

Y yo espero la verdad

que no te descuides

y que tu salvación

no sea un veneno

que circula por nuestra sangre

y nuestras vidas sean

un mero espejismo

de esa vida pasada

que tanto deseamos vivir

y pagamos lo imposible

por recuperarlo.

Por eso

no se que decir

solo espero salir de la pesadilla

y despertar al día luminoso

de la esperanza encontrada.