Querido fantasma ven

renuévame con tu blancura

hazme transparente

y llévame contigo

a tu mundo

donde nada importa

solo el asustar a la gente

vengarte de aquellos

que durante tu vida

solo te han menospreciado.

Si, mi querido fantasma

dejame que me ria

de todos en ese instante

que sientan miedo

y comprendan

que aunque en vida

tienen lo que desean

en la muerte sólo serán

almas en pena

que vagan por la oscuridad.

Querido fantasma

solo me apena

no volver a tocar sus labios

ni sentir su cuerpo cálido

y la curva de sus caderas

en mis manos

y escuchar su risa.

Así que lo mejor será

que sea quien soy

y dejar que la vida

selle mi venganza

sobre los demás.