3/5 de Vivimos la vida

Y si no nos olvidamos

por mucho que insistan

aquellos que nos separan

destrozando nuestra verdad.

Y nuestros ojos se buscan

y nuestros labios no sonríen

ya ante la vida hermosa.

No podemos vivir una mentira

después de descubrir el color

que la vida nos tiene reservada

y se nos marchita en el corazón.

Por qué y si no nos olvidamos

nos convertimos en proyectiles suicidas

que golpean una y otra vez

los corazones impuros

que tanto nos retienen

y dicen que nos quieren.

Pero no encadenan

en su jaula de oro

para ser su espectáculo

sin vida ni corazón.

Por eso te digo a ti

y si no nos olvidamos

vamos a escaparnos

lejos de esta prisión

de la oscuridad que nos aprisiona

y volvamos a ser felices

como siempre fuimos juntos.