No puedo desprenderme de ti

por mucho que lo desee

no puedo dejarte ir

formas parte de mi

y mi corazón se rebela

a cada pensamiento como este

y lo combate con uñas y dientes.

No, no puedo desprenderme de ti

pues deseo tus labios en mi piel

tus manos que me toquen

y tus caricias en forma de palabras

que curen las heridas

que hay en mi corazón.

Y si mañana vuelve a visitarme

la tristeza, el olvido

la falta del amor

volveré a decir que no

lucharé hasta que me falte el aliento

y mi cuerpo no pueda más.

Pues no puedo desprenderme de ti

no puedo

es mi realidad

eres mi vida

mi presente

mi futuro

mi corazón

mi sonrisa.

Ahora dime

si quieres que me aleje de ti.