De la colección «Quiero un futuro verde»

Aunque vivamos en la ciudad

aunque el verde esté

en nuestras paredes

en forma de cuadro

cambiemos de vida

podemos hacerlo

es nuestro deber.

No hay excusa

debemos volver a mirarnos

como hermanos

compañeros de un mismo lugar

dispuestos a sobrevivir

a vivir bajo las estrellas

a compartir el fuego de campamento

que despiertan nuestros sentidos.

Cambiemos de vida

y asomemonos al balcón

que nos espera

cuando el bosque nos llama

y nuestro ser vuela

libre entre sus ramas

y el viento mece nuestros cabellos

y nuestras sonrisas son claras

y nuestros besos

no traicionan nuestro corazón.

Quiero encontrarte de nuevo

lejos de las paredes

de nuestros edificios

que nos oprimen al suelo

con su altura gloriosa y magnífica.

Cambiemos de vida

en vez de construir en vertical

construyamos en positivo

en verde

en color

en el sabor de la vida

que llevamos escondida

en lo profundo de nuestro ser.