Del relato «Lágrimas por mi tierra»

España de nuevo en guerra

por culpa de los indultos

que buscan la reconciliación

que buscan abrir nuevos caminos

distintos a los que llevaron

a la enemistad

al encarcelamiento del corazón mismo

de toda una nación

o la mitad

o algo más.

No importa

nos encarcelaron la ilusión

las ganas de volar

de hacer cosas nuevas

ya que no cuentan con nosotros.

Por culpa de los indultos

los antiguos guerreros

alzan de nuevo las espadas

buscando una nueva batalla

esta vez en las calles

buscando su nuevo ejército

para imponer su razón

como ya hicieron en tiempos atrás.

Desde la distancia

contemplo los dos ejércitos

dispuestos a darlo todo

hacer cumplir su razón

y dejar de nuevo esta tierra

arrasada y encadenada.

Todo ello por culpa de los indultos

que en vez de ser una gracia

es una espada al corazón mismo

de aquellos que defienden

lo indefendible

en tiempos modernos y democráticos.