Colección «Covid-19». Justo Marco

Hola a todos

a ti también

mi querido hermano

vecino, amigo, compañero de trabajo.

Todos compartimos

una misma casa común

un mismo planeta

todos contemplamos el mismo cielo

y sin embargo somos enemigos.

Enemigos del otro

de la hermosura de vivir unidos

bajo un mismo sentir

que es vivir en paz.

Mi querido hermano

por qué no te vacunas

te cuidas la salud

y cuidas de los demás

derramando el amor

que un día se te regaló al nacer.

¿Quieres ver las estrellas

en un país lejano?

¿Quieres abrazar a tu amor

y sentirte vivo de nuevo?

¿Deseas sentir la fresca brisa

del amanecer de un nuevo dia?

Y sin embargo te sientas solo

en la oscuridad

con el corazón lleno de tinieblas

y la mente enturbiada.

Mi querido hermano

te llamo querido y amado

no dominado ni doblegado

sueño con el día

en que todo quede olvidado

atrás en el tiempo

como pasa todo

y sonriamos de nuevo

ante el futuro más verde

más hermoso

y volvamos a ser trovadores

de la misma vida

y volvamos a reunirnos

en torno a la mesa

con nuestros seres queridos

en la más absoluta libertad.