#PoemasAlAlba Justo Marco

Amanece el sol

después de la tormenta

que tuvimos ayer

en medio de los conflictos

que la vida nos regala

y la cotidianidad nos envía

envidiosa de vernos

libres de ella

enamorados de la oportunidad única

de vivir la vida

de forma distinta.

Y el huracán 

sopla y sopla

a nuestro alrededor

para llevarse la flor

la ilusión, el color

dejándonos desnudos 

sin nada más

que nuestros cuerpos desnudos

y nuestros corazones rotos

por el desamor.

Pero luego

amanece el sol

y nos envuelve su calor

y nos alimenta el ser

revive nuestro corazón

y nuestros ojos

nos miran.

Y nuestras voces se elevan

en ese canto de vida

que solo los supervivientes

conocen.

Y con las fuerzas renovadas

y el corazón armado

con el calor de la vida

pues amanece el sol

pero esta vez

en el corazón

en el nuestro

y en nuestra alma

y en nuestra sonrisa

y en nuestras manos

para volver a construir.