#PoemasAlAlba . Justo Marco

Con tu cuerpo al sol

y tu sonrisa en tus labios

me enveneno lentamente

carcomido por la pasión

de un amor descontrolado.

Susurrado en tu oreja

y demostrado con las caricias

que mis manos graban en tu piel

escribiendo este poema

en los latidos de tu corazón.

Me dejas exhausto

cada vez que pruebo

el amor de tus labios

y me enveneno lentamente

inexorablemente

pues no deseo dejar de tomarlo

de tus labios rosados

de tus ojos color almendra

y tus cabellos dorados

que me enredan en la calidez

del amor que desprende tu corazón

y me dejan sin fuerzas.

Y si me enveneno lentamente

solo me queda el antídoto

que desprende tu cuerpo

cada vez que hacemos el amor.