De la colecciom «Quiero un futuro verde». Justo Marco

Bendita hermosura

con la que nos regalas el día

y en cuyos brazos

nos meces en nuestra infancia

y en tus colores

nos arrullas en la adolescencia

y en la madurez

nos miras directamente a los ojos.

Cada día sueño en comprenderte

en saber por qué

estás ahí

tan hermosa e imponente

tan fuerte también

y tan mansa eternamente.

Bendita hermosura la tuya

a la que estamos tan acostumbrados

que ya no damos importancia

pero que nos regalas

con la bondad que hay en tu ser

y se derrama día a día

desde que naciste

entre gritos y tormentas.

Y tu bendita hermosura

nos muestra la belleza

de una vida olvidada

en paz y en equilibrio

desde tiempo olvidado

donde como humanos

descubriamos nuestro entorno

y con miedo nos enfrentamos

a nuestro destino

a nuestros errores

a la misma vida

que recorre nuestro ser.

Pues formamos uno contigo

y el mismo universo.