#PoemasAlAlba . Justo Marco

Cuando la realidad viene

y nos atropella sin piedad

como es ella

así de simple

destruyendo los proyectos

y las metas de nuestro corazón

solo me queda postrarme de rodillas

ante mi propia inocencia

y levantar mis ojos al cielo

para elevar mi oración.

Pues cuando la realidad viene

no hay puestas que la detengan

ni ventas por las cuales

poderla ahuyentar

y si queda en el calor del hogar

ante la desnudez de nuestros corazones

con lágrimas en los ojos

y la soledad en el corazón.

Pero ella es así

es su naturaleza

no puede impedírselo nadie

por mucho que ella quiera ser suave

como nuestros corazones.

Pero si viene

cuando la realidad viene

solo podemos abrazarla

de dejarnos penetrar

por su sencilla sinceridad

y dejarnos amar

por la misma vida

que siempre va de su mano.