Del relato «Lágrimas por mi tierra» #PoemasAlAlba . Justo Marco

Hace tiempo que perdimos

la razón del corazón

y la alegría de los ojos

olvidando el milagro de la amistad

para empuñar y combatir

dejar libre el odio

que llevamos en nuestro corazón.

Olvidamos los tiempos

en los que como niños

hacíamos cosas de niños

nos comportabamos como niños

sonreiamos como niños

y todos éramos amigos

peleandonos por ese gol fantasma

o por que aquella niña

nos miraba más que al que la pretendía.

Con la edad y las heridas

comprendimos el milagro de la amistad

nace de nuestro corazón

de las ganas de estar juntos

de la sonrisa sincera

no torcida ni con engaño.

Y mi corazón se eleva

y canta con jubilo

por cad puente tendido

olvidando el odio de lo destruido.

Pues el milagro de la amistad

construye

no destruye.

Levanta al caido

y cura al enfermo

y no vamos a la guerra

por mucho que nos inviten a hacerlo.