De la colección «Quiero un futuro verde» #PoemasAlAlba , Justo Marco

No me quedan lágrimas

cuando veo tu carne desnuda

y tus entrañas al descubierto

por nuestra avidez

con el derecho de arrasarte

por haber nacido en ti.

Y triste me siento

al contemplar mi tierra

los lugares de mi infancia

secos, sucios, olvidados

por todos nosotros.

En la noche oscura

no me queda lágrimas

al descubrir la hermosura

de un cielo estrellado

que nos abre la ventana

a este universo misterioso

por el cuál navegamos

en tus entrañas.

Y descubro tu amor de madre

con el cuidado que pones

al darnos todo aquello

que necesitamos

como tu prole.

Y con mis manos desnudas

te cuidaré

plantaré para ti

esos árboles que arrancamos

y dejamos olvidados.

Te cantaré con mi voz

por los pájaros muertos

olvidados por todos.

Y con mi corazón

te amaré y lucharé

para que vuelvas a ser

tan hermosa y verde

tan llena de vida

que por fin

no me quedan lágrimas

al volverte a contemplar

tan hermosa como eres.