De la colección «Quiero un futuro verde»

Sin ti no puedo

vivir un día más

ni contar poemas

cuando tu belleza

se despliega ante mis ojos

y mis manos tocan

tu terrosa piel.

Tanto amor

no es bueno para mi salud

que alimentas y acunas

en cada amanecer

y al anochecer

reconozco la verdad

que sin ti no puedo

seguir adelante

si tu te marchitas

ante mis ojos

y tu vida se te escapa

fugaz como es

entre las manos de tus criaturas

que te devoran sin miramientos

sin tenerte en cuenta.

Sin ti no puedo

no quiero vivir

en un mundo gris

sin color

sin vida

sin frescura.

Todo ello olvidado

por el color del dinero

del ansia del poder

de dominar al máximo

una nave espacial

llamada tierra.

Una pulga

en medio del universo

y nosotros

los más insignificantes

creyéndonos ser

los reyes de la montaña.