Del relato «Lágrimas por mi tierra» . #PoemasAlAlba . Justo Marco

Cuántos reyes de la montaña

con sus ejércitos

construyen campañas

donde engañar y derrotar

a ese enemigo de su razón

el objetivo de su obsesión

por una patria unida

bajo la igualdad

bajo la razón

de una justicia mejor.

¡Pero cuántos reyes de montaña!

Que con sus discursos

encienden las hogueras

que no están dispuesto apagar

y dan forma a los cauces

en crecida de las gentes

que buscan donde desbocar

las frustraciones de sus vidas.

Y después de su marcha

quedan los cuerpos tendidos

en el fango

de una tierra manchada de sangre

derramada por su voluntad.

Y nosotros todos

venerando a esos reyes de la montaña

dándoles la mano

recibiendolos con honores

y dándoles la razón

por apoyar nuestras ilusiones.

Bajo una sonrisa falsa

con el puñal en la espalda

dispuesto asestar el golpe

que les llevará a la cima

la cima de su montaña

donde sentado en su trono

construido con la sangre

los huesos

las ilusiones de los caídos

sonríen ante su propio poder.