El origen de las historias de esta colección proviene de las creencias católicas sobre los ángeles y los demonios.

La tradición cuenta que en el cielo había un ángel muy hermoso y que era el segundo en la jerarquía. Se llamaba Luzbel. Pero este quiso ser como Dios y combatió contra sus hermanos, los ángeles, para conquistar el trono del cielo. Algo que no consiguió y fue desterrado a la tierra.

De esta tradición nace esta colección. Las fuerzas de la oscuridad (demonios o ángeles caídos) que siempre están combatiendo con las de la luz (ángeles o cielo) combaten, los unos contra los otros. Y veremos en ella como los seres de la oscuridad nacen de los propios seres de la luz.

La debilidad de todo ser vivo es seguir sus propios impulsos, sin pensar en los demás. Solo queriendo satisfacer sus ansias de poder o de ser más que nadie. Los seres de la oscuridad están esclavizados por estos sentimientos, mientras que los de la luz van más allá de todo esto. Y su naturaleza es bondadosa.

El odio que sienten los seres oscuros hacia los de la luz nace de la visión de aquello que ellos no pueden ser. Por ello los odian a muerte. Los persiguen y les dan caza, sin compasión.

Ambas razas viven en la tierra con cuerpos humanos, envueltos en sus amores y odios. Mientras los humanos solo son esos ingenuos, víctimas de las dos razas. Pues pueden cobijar en ellos a cualquiera de las dos.

De vez en cuando aparecen los otros poderes que hay en la tierra y que bajo la amenaza de uno u otro bando, toman su propio partido, para ganar la batalla.

Esta guerra entre las dos razas, se desarrolla desde los principios de los tiempos y solo acabará cuando la tierra desaparezca.

Libros

Josmaria y Eleanor
La luz y la oscuridad