Déjame amarte sincero

como siempre e sido.

Decirte que el dinero

no adorna mi corazón

y que mis manos cogen las tuyas

sin soltarlas

pues quieren ser sus amigas.

No tengas miedo

de mis caricias y besos

pues si el tiempo puede

déjame amarte sin miedo

y sin el menor sentido

y sin el menor pudor

solo déjame que te diga

que el cielo adorna tus cabellos

y el sol tu sonrisa

que me deja extasiado

ante tu radiante hermosura.

Y si piensas que estoy loco

creetelo de verdad

porque si me dejas amarte de verdad

la locura, tan contagiosa

que es mi amiga

querrá serlo tuya también

y los tres de la mano

caminaremos por la vida

con esa loca sonrisa

de los amados y amantes de verdad.