Del relato «Lágrimas por mi tierra»

Hasta cuando nos recordarás

y te olvidarás del poder

que desear sustentar

para mandar sobre los demás.

Mientras tanto tú esperas

tejes y entretejes la madeja

que otros te entregan

para que se haga su voluntad.

Y entre tanto, nosotros los olvidados

nos preguntamos continuamente

¿Hasta cuando nos recordarás?

Por que parece que nos has olvidado

por la erótica del poder

por el afán de poseer

de ser más fuerte e influyente

sin comprender

que nosotros te damos de comer.

Y mientras tu haces reuniones

nosotros nos encontramos

sin dinero, sin comida, ni techo

con un virus que nos ama demasiado

y a todos nos tiene angustiados.

Así que te escribo estas palabras

para decirte

¿Hasta cuando nos recordarás?

Y emprenderás el camino

que deberás o deberías

haber emprendido

para construir tu querido país