#PoemasAlAlba . Justo Marco

Tu caramelo mi veneno es

la dulzura de tu ser

es mi droga diaria.

El roce de tu piel

es el elixir

de la juventud eterna.

Tus ojos las dos ventanas

a ese corazón

que tanto he buscado

y me enreda

en el entramado

de tu corazón.

Ya sabes que no tengo remedio

que tu caramelo es mi veneno

y me muero cada día

que no puedo verte

sumiendome en mono

de la soledad.

Me quedo esperando

con los ojos vueltos

en esa esquina que doblas

cada vez que vienes.

Solo soy un hombre

y como hombre

huyo como un poseso

de tu caramelo

pues es mi veneno

y la razón de mi existir

bajo este cielo azul

esperando el sol de tus ojos

y la brisa fresca

de tu sonrisa

en la soledad de mi día

sin ti.