¡Que hermoso despertar!

Mirandote a los ojos

viendo el sol amanecer en ellos

la ternura del día en tus manos

que me acarician las mejillas

como si hubiera pasado un año.

¿Por qué vuelvo cada noche a ti?

Si el mundo está lleno de flores

por qué el amanecer que descubro en ti

me devuelve el sueño

que perdí con la madurez.

Me descubro el corazón, hermoso

lleno de deseos de compartir

con la sonrisa más luminosa

que llena mi cielo

en ese instante que digo

¡Qué hermoso despertar!