Después de tantas mentiras

escondiendo el horror de la verdad

de las acciones terribles

que ocultais en la luz

de una vida llena de bendiciones

como creer en las palabras

que de vuestras bocas salen

tratando de construir

una realidad paralela.

El horror de la verdad

niega en mis ojos

las palabras que mis oídos escuchan

y tú regalas en abundancia

sembrando la cizaña y el chisme

allí donde pasas

ocultando la realidad que todos saben

y niegas a cada paso que das.

Si la verdad no fuera tan terrible

si el horror de la verdad

no produjera espanto

no tendrías que mentir

qué decir tantas cosas inconexas

que todos saben no son verdad.

Déjame decirte en honor a la verdad

que estas desterrado

de las promesas y honores

qué deseas recibir de los hombres

de aquellos que construimos en la verdad

dejándote en la oscuridad

hasta el día que desees volver

a la luz de la vida.