Del relato «Lágrimas por mi tierra» Justo Marco

Hoy once de septiembre

no es el día del orgullo gay

ni el día de la Hispanidad

es el día del orgullo catalán.

Por ello llenamos las calles

nos mostramos al mundo

a nuestros hermano de país

cantando y celebrando

que vivimos en nuestro país

llamado Catalunya.

Conquistado hace ya años

y anexado a España

a base de mentiras y fuerza

de alianzas falsas.

Hoy en nuestro día

queremos que no olvides

que te acogimos

te dimos trabajo

te ayudamos a construir tu vida

ante un estado centralizador

basado en un pasado nefasto.

Hoy en el día del orgullo catalán

quiero que veas mi mano tendida

alejada del puño que nos golpea

que nos quiebra la libertad

que tu mismo enardecido apoyas

en aras de la unión y libertad.

No somos esclavos

ni nos pagan para trabajar

sin levantar la voz

como antaño

somos catalanes.

Y hoy en el día del orgullo catalán

debo decirte una sola palabra

¡Paz!