Me pierdo día a día

por no tenerte a mi lado

aún triste, aún alegre

lo importante es tenerte al lado.

¿Quién me hará cosquillas

cuando sea insoportable?

¿Quién me abrazará

cuando las lágrimas

vengan a visitarme?

Te perdí en un día

lo que me costó una vida

por un impulso imparable

y a la vez abominable

por ir encontra de lo que quería.

Me pierdo día a día

y no se donde encontrarme

en nuestra canción preferida

en aquel lugar que contemplabamos

la luna tardía.

¿Y tú, dónde estás?

Entre la niebla de mis ojos

se dibuja una silueta

quizás una ilusión

por que me pierdo en la fantasía

de que vuelvas a mi

con tu sonrisa.

Pero eres tu.

Son tus labios

lo se bien.

Son tus brazos

que me envuelven

y me hacen brincar

para romper el abismo

que nos separa

y volver a tenerte a mi lado.

Y nuestros labios se funden

y mi corazón se pierde 

en el momento en que

nos encontramos de nuevo

y se aleja el invierno.