De la colección «Quiero un futuro verde»

Me llaman a la oscuridad

a engrosar sus lineas marciales

donde todos tenemos nuestro lugar

en la máquina imparable

del producir y ganar

destruyendo todo lo demás

dándome el beso de la muerte

para inocularme

el veneno que todos llevamos

y que nos hace buscar el antídoto

en el comprar y tener

dejándonos vacíos

de amor sin sonrisas

de canciones sin corazón.

Solo ávidos de tener y poseer

mientras la vida desaparece

ante mis ojos muertos y enfermos

por el beso de la muerte

de esta amante cruel y voraz

que es la maquina del dinero

que a todos poseé

y a nadie deja inmutable.

Querida y vieja amante

tan hermosa por fuera

tan fría y muerta por dentro

un día nos levantaremos

lucharemos contra el veneno

que nos has impuesto

bajo el beso de la muerte

que nos regalaste

como una golosina

y que ahora nos envenena

el aire

el agua

el viento

la tierra.

Pero tus días finalizan

y los hijos de tus muertos

se levantarán en armas

liberarse de las cadenas

con las que nos atas

a la vida de tu muerte.