De la colección «Quiero un futuro verde»

Querido mundo

querida vida que me regalas

en cada instante

devolviendome la sangre vertida

en cada latido de mi corazón.

Tengo algo que decirte

bésame con tus labios frescos

y enséñame amarte

como hace una madre con sus hijos.

Enseñame a respetarte

como hacen los padres honrados

y si me pierdo en la oscuridad

querido mundo

ven a buscarme y rescatarme

como hacen todos los padres

y lucha por mi vida.

Y yo te devolveré

lo poco que pueda hacer

para volverte a ver

resplandeciente

como siempre has sido.

Y si muero

por ser mi destino

querido mundo

abrazame y húndeme en tu seno

para que mi cuerpo

vuelva a su origen

y te devuelva algo de la vida

que tu derramaste conmigo.

Y al final de mi vida

entre en comunión perfecta

con tu vida.